martes, 21 de abril de 2009

Focaccia de mozzarella y oregano.

Fue inventada por gente que no tenía para comer más que los productos de su propia tierra: harina, aceite extravirgen de oliva, agua y sal.
El origen de la famosa receta de la focaccia se encuentra en la historia, como sucede a menudo con muchos platos. La localidad de Recco, en la provincia de Génova, durante el siglo XVI, sufrió numerosos ataques de piratas Saracenos que tuvieron muy ocupadas a las tropas que se habían establecido en este lugar. Durante estos ataques, mujeres, niños y ancianos se refugiaban en los montes con todo lo necesario para sobrevivir (sobre todo harina, aceite y sal). Precisamente con estos alimentos sencillos y un poco de queso, obtenido gracias a un trueque con los pastores de la zona, nació este mítico plato, que también se conoce con el nombre de “Fugassa al Formaggio”.
Fueron las cocineras de Recco de aquella época las que, entre un ataque y otro, manteniendo encendido el fuego y amasando la harina con el agua de los arroyos de los montes, inventaron esta receta tan amada para dar de comer a niños y abuelos. Una fina capa de pasta mezclada con el queso se depositaba sobre una losa de pizarra, que antes se había calentado sobre las brasas y, después de unos minutos, esta rica especialidad estaba cocida y lista para pasar a la historia.
Hoy Recco es “capital gastronómica de Liguria” y la receta de la focaccia está protegida de cualquier tipo de falsificación. Hay incluso una normativa que regula la elaboración de la focaccia, para evitar que la calidad empeore: hoy muchos panaderos la realizan sustituyendo una parte de aceite de oliva con manteca u otros tipos de aceite y disminuyendo el tiempo de elaboración de la masa (tradicionalmente es de 8 horas), lo que hace disminuir su fragancia y calidad.


240ml de agua.
3 cucharadas soperas de aceite.
1 ccucharada de cafe de sal.
1 1/2 cucharada de cafe de azucar.
450grs de harina de fuerza.
1 sobre de levadura de panaderia seca.
3 cucharadas soperas de queso mozarrella rallado (la proxima vez pondre algo más de queso).
1/2 cucharada sopera de oregano.

Poner todos los ingredientes en la panificadora en el programa de masas (moulinex, programa 11)
Al terminar extender la masa en una superficie enharinada, dejarla de un centimetro de grosor, presionar con los dedos y dejar reposar media hora. Yo he dividido la masa en dos, para ponerle aceitunas a una de ellas. Rociar con aceite, sal y agua,aceitunas y oregano . Hornear a 200º durante 20-25 minutos.



En esta ocasión no he puesto algo de mozarella por encima al hornear, pero esta bastante bueno con ese queso fundidito por encima.

0 comentarios:

El sabor de mi cocina...   © 2008. Template Recipes by Emporium Digital

TOP